Comprender la etiología en el sistema Tung.

El diagnóstico diferencial en el sistema Tung, está encubierto en los atlas, bajo la consigna “nervio”, o “área”. Bajo cada punto, se describe la acción etiológica profunda. Recordemos que este estilo de Acupuntura está basado en la teoría de los Cinco Zang. Por tanto todo va a tener relación con uno de los Cinco Movimientos, y no con la teoría de canales.

En este post voy a hacer un resumen de los Cinco Movimientos para aquéllos que desean estudiar Acupuntura Tung sin tener base alguna de MTC o Acupuntura previa.

El que lo desee puede acceder al curso de MTC básico para principiantes, que es más que suficiente para desarrollar con garantías el temario. Y también al curso semi-presencial online de Acupuntura Tung.

Los extractos que os pongo a continuación son del libro Introducción a la Acupuntura, por lo que tienen todos los derechos editoriales protegidos y solamente puede observarse aquí en esta página, sin descargar ni imprimir.

LOS CINCO MOVIMIENTOS.

La Teoría de los 5 Elementos.

LA PRIMAVERA, LA MADERA.

La Madera 1

La Madera 2

La Madera 3

EL VERANO, EL FUEGO.

El Fuego 1.

El Fuego 2

El Fuego 3

LA QUINTA ESTACIÓN, LA TIERRA.

La Tierra en los 5 Elementos.

La Tierra 2

EL OTOÑO, EL METAL.

El Metal en los Cinco Elementos.

El Metal en diagnóstico Acupuntura Tung.

EL INVIERNO, EL AGUA.

El elemento Agua en la MTC.

El Agua 2.

Anuncios

INTRODUCCION AL ESTILO TUNG. CONTEXTO.

La Acupuntura de la familia Tung.
Dentro de estas tradiciones antiguas, se encontraba la tradición médica de los Tung. Oriundos de la provincia de Shandong, en la zona más rica culturalmente hablando desde hacía siglos, en el mismo pueblo donde nació y vivió Confucio y habiendo entrado en contacto con el conocido Dr. Huatuo. Desde la Dinastía Hang durante unas 17 generaciones de famosos médicos acupuntores. Unos 2000 años tratando enfermos, con resultados espectaculares en todo tipo de enfermedades, tratadas únicamente con acupuntura. Pasando el conocimiento de padre a hijo hasta llegar al Maestro Tung.

El Maestro.
Tung Chin Chang nace en 23 mayo 1916 y fallece el 7 de noviembre de 1975.
Ya desde pequeño trataba en la clinica de su padre a pequeños animalitos heridos con acupuntura. Tal era lo que él veía hacer a su padre con las personas desde bien pequeño. Su padre le recomendó que dejara de pinchar a los monos, las aves, etc. en la clínica, pues los pacientes podrían confundirse y no saber bien a qué tipo de sanador habían acudido. Desde ese momento se dedicó a ayudar a su padre con sus pacientes hasta heredar la consulta y el conocimiento total de la técnica. Durante la Guerra Civil China de 1949 trató como médico a miles y miles de soldados en el frente (imaginemos la experiencia que esto debió darle), escapando a Taiwan con el ejército Nacional tras la guerra. A su regreso, tras la unificación cultural de Mao, fue obligado por el partido a formar a los nuevos médicos universitarios en MTC. Debía enseñar únicamente acupuntura y fundamentos según el programa marcado por las nuevas directrices (lógicamente, pues incluso los manuscritos que contenían el saber de su familia habían sido ordenados quemar. Teniendo él que memorizarlos en forma de versos, para mantener vivo el conocimiento). Sus alumnos serían reconocidos como médicos al terminar los estudios, cosa la cual solicitó él también. Negándosele por no haber pasado por una universidad actual (a pesar de ser él uno de los profesores) la cual cosa le afectó mucho. Siguió siendo conocido como el Maestro Tung. (NÓTESE QUE ESTA INFORMACIÓN BIBLIOGRÁFICA ES UNA SÍNTESIS DE LOS CURSOS ASISTIDOS, PERO QUE PERSONALMENTE NO PUEDO VERIFICAR NI HACERME RESPONSABLE DE EN QUÉ MEDIDA ES O SUCEDIO DE ESTA MANERA).
Emigrando definitivamente a Taiwan y abriendo clínica en Taipei sus resultados se extendieron rápidamente por el país. Pasando a ser él y su estilo de acupuntura uno de los más famosos y efectivos de todos los tiempos. Muchos discípulos se acercaron a intentar aprender de él. Algunos enviados por el partido, otros llevados por la vida o el deseo de aprender. A aquéllos que él aceptó los nombró discípulos amsu muerte, encontrando el listado en su lápida mortuoria. Un total de 73 continuadores del linaje.
El Maestro abría la clínica por la mañana, y sus ayudantes observaban. Cuando formulaban la pregunta correcta, ésta era respondida. Cuando no, el Maestro refunfuñaba. Aún y así hablando de él como una persona amable, amorosa, entregada en cuerpo y alma a sus enfermos, y también en ocasiones divertido. El hecho que no impartiera clases de su método, y que cada discípulo obtuviera respuestas a sus comentarios particulares con el Maestro, más algunos comentarios comunes durante la comida, hace que no haya un compendio global de la técnica. Durante años (cada alumno debía estar unos tres años trabajando a diario con él) cada cual aprendió una parte del secreto. Además, en sus últimos años de vida resumió considerablemente los puntos a utilizar “a partir de ahora, sólo utilizaremos éstos” sin más explicación. Añadió su experiencia y usos de puntos de canales conocidos en la acupuntura contemporánea, y diseñó los protocolos en función de las patologías occidentales, pues la mayoría de los enfermos venían ya así diagnosticados, y los alumnos-ayudantes occidentales podían comprenderlo mejor.

En 1971 el Gobierno le instó a visitar al presidente de Camboya, Non Lol, afectado por una hemiplejia. Se conocía que había un tal Maestro Tung de Shandong, que practicaba un estilo único de acupuntura, por que era famoso en el país y cada vez más allá de las fronteras. Por eso al buscar al mejor acupuntor que pudieran encontrar para el Presidente, se le requirió a él hacerse cargo del tratamiento. En tan solo tres semanas el Presidente Non Lol podía volver a caminar. El equipo médico franco-camboyano del gobierno quedó tan impresionado que la fama del Maestro se extendió aún más.

Pocos años antes de morir, se casó y tuvo un hijo. Que por su corta edad al morir el Maestro no llegó a aprender nada de acupuntura. Quedando sin consecución de linaje familiar. Así pues, la familia Tung sigue viva y con representantes hoy en día, pero no se dedican al campo médico. Sus discípulos son los únicos continuadores de sus secretos, si bien muchas dudas siguen existiendo al no disponer ninguno de ellos de la información completa.
Al no sentirse bien tratado por China, pidió al morir a sus discípulos que le prometieran no enseñar nunca a los comunistas, en alusión a todos aquéllos que apoyaban la quema de libros, la imposición doctrinal y de enseñanza, la imposición de alumnos en su clínica, y la negación de reconocerle como Doctor o Médico. (NÓTESE QUE ESTA INFORMACIÓN BIBLIOGRÁFICA ES UNA SÍNTESIS DE LOS CURSOS ASISTIDOS, PERO QUE PERSONALMENTE NO PUEDO VERIFICAR NI HACERME RESPONSABLE DE EN QUÉ MEDIDA ES O SUCEDIO DE ESTA MANERA).
Es este el primer punto de discrepancia y tensiones entre discípulos cuando uno asiste a seminarios de ellos. Los tres discípulos que quedan vivos, parecen no concordar todos en esta promesa. Creando un enfado y malestar que yo no pienso contagiar al lector con más detalles, y que por otra parte, tampoco puedo verificar con la fuente original.

La técnica

Aprender de todos los discípulos, y consultar toda la bibliografía disponible me parece en mi opinión, la única forma de acercarse lo más posible a la comprensión y manejo de la Acupuntura Tung. Del discípulo dr. Wang, uno puede aprender mucho sobre la raíz de este estilo. En los cursos on-line por él impartidos, he observado una gran profundidad de conocimiento, que valdría mucho poder atesorar para los que practicamos este estilo.

Del discípulo dr. Carson, uno puede aprender a honrar y apreciar a la familia Tung, y a no autonombrarse poseedor del conocimiento de la técnica (cada uno con una versión propia y distinta de la Acupuntura Tung). Del discípulo dr. Young, uno aprende a investigar en los clásicos para intentar imaginar los porqués de este estilo, y a utilizar protocolos combinados con la MTC. Si tomamos nota de en qué coinciden los tres, llego a esta conclusión:

(NÓTESE QUE ESTA INFORMACIÓN BIBLIOGRÁFICA ES UNA SÍNTESIS DE LOS CURSOS ASISTIDOS, PERO QUE PERSONALMENTE NO PUEDO VERIFICAR NI HACERME RESPONSABLE DE EN QUÉ MEDIDA ES  DE ESTA MANERA).

La Acupuntura del Maestro Tung consiste fundamentalmente en tratar cualquier tipo de enfermedad (no sólo dolor, sino también enfermedades de los órganos internos, la piel, la sangre, etc.) con agujas de Acupuntura. Éstas son de calibre grueso 26-28 y utilizan la técnica de inducción del qi por movilización corporal, y no la del Deqi taoista. Los casos crónicos son tratados con microsangrados (de pequeñas gotas, a diferencia de la venopuntura de la MTC). Se utilizan pocos puntos (una aguja a tres agujas idealmente, y hasta seis en algunos casos). Aunque los tratamientos pueden ser diarios, puede bastar con sesiones quincenales si el tratamiento es el acertado. Tanto las zonas y puntos de microsangrado, como los puntos de acupuntura y aurículopuntura, son únicos y distintos a los conocidos en la acupuntura contemporanea. Existen grupos de puntos principales y secundarios. Etiológicos y sintomáticos, de reacción rápida y de tratamiento sostenido. Más de 500 puntos exclusivos, además de los puntos tradicionalmente conocidos en Occidente, con nuevas o distintas funciones a las ya conocidas. No se basa en la teoría de los doce canales, actuando posiblemente a través del San Jiao y de los Vasos Extraordinarios según alguna opinión muy respetable. Actuando a través de la teoría de los 5 Zang, según expone magistralmente el Dr. Wang, y posiblemente apoyado en los Canales principales del Qi, las 6 Ramas, para acabar de cerrar el circuito. La profundidad de puntura podría tener una implicación fundamental en el resultado del tratamiento.  La moxibustión se utiliza solamente en un punto. El Gua Sha (rascado), ventosas o fitoterapia se reserva para los casos que no funcionan (un diez por ciento de los casos totales). Los puntos se localizan por palpación, sobre la zona donde debe hallarse el punto. El diagnóstico etiológico es necesario. Utilizando para ello la teoría básica, los Cinco Movimientos, y la observación de cara y manos. No se utiliza en este estilo el pulso, ni la lengua como diagnóstico. Lo que no quiere decir que a lo largo de su historia no se utilizaran, sino que el quizá Maestro evolucionó el método según sus propias necesidades prácticas: ganancia de tiempo, tratamiento de soldados heridos a menudo inconscientes o con las ropas puestas.
No es un microsistema, y no es Medicina Tradicional China tal cual se enseña actualmente, sino un estilo único como tantos otros han habido durante siglos en China, la auténtica Acupuntura Milenaria.

 

20140319-155836.jpg

20140319-155858.jpg

Acupuntura versus Acupuntura Milenaria.

Si queremos tener un buen criterio sobre la fiabilidad y el origen de una técnica, debemos informarnos lo más posible sobre ambas.

Empezaremos con la Historia de la Acupuntura y la MTC, para dar paso a la Historia de la Acupuntura de Tung. Os voy a ir posteando el artículo poco a poco, o podéis consultarlo íntegramente en el siguiente link: www.centrejosepcarrion.com

 

 

 

LA MEDICINA CHINA EN LA HISTORIA HASTA EL DIA DE HOY. Parte I.

Introducción.

La Medicina Tradicional  China tal y como se la conoce hoy en día, fundamenta la base más popular de la enseñanza y de la aplicación clínica de esta forma médica oriental en la época contemporánea. El gusto por lo exótico, el atractivo hacia la cultura asiática y la difusión de la acupuntura en Occidente en los últimos cincuenta años, invitan a pensar que, cuando hablamos de Acupuntura, nos estemos refiriendo a un único concepto. Concepto embebido de tradición, magia, misticismo y filosofía. 

Parece por tanto que el término Acupuntura, vaya ligado a la cultura, a ese exotismo y tradición china milenaria. Lo definimos en nuestras mentes (sin duda inundadas de artículos leídos  y programas documentales al respecto) como la inserción de agujas en el cuerpo, para movilizar la energía y tratar las enfermedades. Asociamos a esta imagen, añadimos, toda nuestra biblioteca mental acerca de la cultura oriental: sabios chinos y milenios de tradición, e incluso las tan populares películas de artes marciales que desde la década de los 70 a los 90, hicieron que nuestra generación, soñara con un mundo mágico, desconocido, y al mismo tiempo, alcanzable sólo con mucho esfuerzo, entrenamiento, y con la enseñanza de maestros chinos auténticos. Como veremos, esa búsqueda del maestro chino auténtico continúa. 

Sin embargo, si buscamos una argumentación suficientemente válida, debemos informarnos, para recabar información al respecto: 

 

Qué es realmente la Acupuntura? 

Qué es realmente la llamada Medicina Tradicional China? 

Es cierto lo que imaginamos, cuando escuchamos o leemos acerca de este arte médico oriental?

 

  Como profesionales de la Acupuntura, y como pacientes usuarios de la misma, es útil e incluso lógico, tener una información veraz acerca del orígen de la cultura china tal y como se nos transmite hoy en día. Puesto que debemos discernir ante una medicina llamada milenaria. Poner la salud en manos de cualquier sistema médico, sea como pacientes o como terapeutas, demanda que nos instruyamos previamente sobre ello. 

Y también acerca pues, del origen de la Acupuntura y de la Medicina/s Oriental/es. 

Así es como podemos saber realmente si queremos estudiar esta medicina (y en tal caso, dónde y con quién, y cómo discernir entre las mejores opciones posibles), o cómo deseamos ser tratados de nuestras enfermedades (si escoger definitivamente o no la Acupuntura y practicada por quién).

 

Fuentes de información fiable que podemos consultar para conseguir la mejor información posible.

  Los textos chinos, debido a sus características lingüísticas, no son fácilmente traducibles. Son interpretables a voluntad del traductor, o más justamente expresado, según el conocimiento profundo de ambos idiomas (chino actual y antiguo, además del idioma al cual se realiza la traducción) y también de la historia y del contexto socio-cultural del idioma a traducir (el chino en este caso). No hay otra manera de obtener una traducción fiable de un texto chino. Menos aún, cuando hacemos referencias a tiempos centenarios o incluso milenarios. Pues todo idioma, experimenta cambios en cuanto a lo que una palabra quiere decir, a lo largo de la historia,  para las personas que lo escribieron en su tiempo. No es lo mismo, por ejemplo, el concepto de la palabra “medicina” o “curación” que se tiene hoy en día, que estas mismas palabras escritas hace cien, quinientos, mil años, en una parte de un país, o en otra. El lugar o dinastía a la que pertenece un escrito le confiere un sentido único a lo que quería realmente decirse. Y es que cada símbolo chino, tiene multitud de significados posibles, combinables además con los símbolos que le acompañan: imaginemos pues la infinidad de significados diferentes que pueden extraerse! De esta manera un mismo texto puede resultar confuso o claro, abstracto o preciso, moderno o clásico… Es por ello que las clases universitarias con los médicos chinos se nos hacían tan complejas y a veces poco provechosas: la traducción diezmaba el contenido que realmente se nos pretendía transmitir.

 Por si fuera poco, nos encontramos ante el estudio de un saber, que tiene su origen en la R.P. de China. Un país que está bajo un régimen dictatorial. No es ningún secreto, que aplica la censura implacablemente. Debemos pues confiar en la información de cualquier libro, revista, documental… cuya fuente o cuya presión política haya afectado a su contenido, o a su traducción?

Quizá sí. Y quizá no.  A la hora de escoger una fuente fidedigna, se prefiere adoptar puntos de vista expresados por sinólogos reconocidos. No necesariamente chinos, y no necesariamente desde China, pues acaso conocemos si la censura y la obligación de contenido, está tras las líneas que leemos o que no leemos. Profesores reconocidos, que dominen la historia, la cultura e idioma chinos, además del idioma y cultura occidental. Que estén lejos de cualquier control dictatorial,  para mantener la máxima libertad de expresión, y por tanto, expresen libremente su opinión. Una vez escuchada la argumentación de estos autores, con nuestra mente crítica y abierta, comprobaremos en la práctica real que, probablemente, hay varias versiones, como suele suceder, con el concepto de Medicina Tradicional China, y con el de la Acupuntura. 

Un autor que podemos consultar dado su bagaje y curriculum es: Paul U. Unschuld, catedrático de la Universidad de Berlín, profesor y director del Instituto de Historia de la Medicina de la Universidad de Munich, profesor de la Universidad Johns Hopkins, consejero honorario de la biblioteca de la Academia China de Medicina Tradicional China de Beijin (porque como vemos, estudiar a fondo la cultura china, no implica necesariamente criticar el sistema político actual, sino rescatar unos valores aún vivos hoy en día), profesor de MTC en la Universidad de Hangzhou, etc. Es uno de los mayores especialistas mundiales. De sus numerosos libros, cabe destacar una enciclopedia completa de varios tomos, donde hace un recorrido por toda la historia de la MTC. En nuestro idioma, tenemos un libro publicado por la editorial La Liebre de Marzo, La Sabiduría de Curación China.

 Otro autor importante, es el profesor Joseph Needham, de la Universidad de Cambridge, con un extenso trabajo enciclopédico llamado The technology and civilization of China. Tiene una traducción de una importante obra suya al español: La gran titulación: ciencia y sociedad en Oriente y Occidente, Ed. Alianza.

Links de consulta: 

http://www.liebremarzo.com/autores/unschuld-paul-u

http://www.amazon.com/Paul-U.-Unschuld/e/B001ITTRVA

http://en.wikipedia.org/wiki/Joseph_Needham

http://www.nri.org.uk/

Una vez obtenida una visión más amplia acerca de lo que nos concierne, podremos tomar  decisiones basándonos en una argumentación más sólida. Podrás decidir estudiar o tratarte con Acupuntura o Medicina Tradicional China, tal y cual se enseña y practica en la actualidad en China, o bien podrás escoger una técnica milenaria antigua para estudiarla y tratarte, o decantarte por la acupuntura japonesa, o coreana, por tal o cual profesor, o por tal o cual médico.”